Soldado regular acabo su vida con un tiro


A las 17:00 horas fue traído del batallón Domingo Rico Díaz de Villagazon el cadáver de un soldado regular, Diego Mauricio Ávila Narvaez, quien se pegó un tiro en la boca que le destapo el cráneo y murió de manera instantánea en el lugar.
El cadáver fue trasladado a la morgue de el hospital José María Hernández de Mocoa. A las espera que llegue sus familiares que vinen de la ciudad de Neiva según informaciones preliminares.
Mas autoridades aún no se producía frente a este hecho.