Publimayo.com.com

Alerta por lluvias: estas zonas del país podrían sufrir crecidas en ríos

Publicidad LaPuyaRadio.com

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) informó que desde septiembre las condiciones oceánicas y atmosféricas siguieron evolucionando hacia condiciones de La Niña, que ya se fue declarado presente en la región, debido al enfriamiento de las aguas superficiales en gran parte del océano Pacífico Tropical, incrementándose las probabilidades de desarrollo del fenómeno entre el 87 % y el 93 % para lo que resta del año.

El fenómeno, que se junta con la segunda temporada de lluvias, lleva a que según el pronóstico, para el trimestre comprendido entre noviembre de 2021 y enero de 2022, los modelos nacionales predicen incrementos entre el 20 % y 70 % en gran parte de las regiones Caribe y Andina.

Se esperan las mayores cantidades de lluvias a lo largo de Cesar, sur de Bolívar y Sucre; así como, en el centro-oeste de los Llanos orientales lugares donde se prevén aumentos de precipitación superiores al 50 % con respecto a los promedios históricos o climatología de referencia 1981-2010.

Sin embargo, es importante mencionar que, para noviembre de 2021, los modelos continúan estimando precipitaciones por encima de los promedios históricos, entre 20 % y 70 %, en gran parte de la región Caribe, y entre 20 % y 40 % en la región Andina. Dicha situación también se prevé particularmente en el norte de la región Pacífica, piedemonte llanero, noreste de Vichada y piedemonte amazónico.

Aumento en el nivel de los ríos de Colombia

Durante las últimas semanas se han registrado aumento de niveles en la parte alta de la cuenca del río Magdalena y Cauca, y en sus principales tributarios, permaneciendo algunas alertas por niveles altos. En la parte media se mantienen niveles en el rango medio a alto, manteniéndose aportes significativos en tributarios como los ríos Nare y Miel.

En la zona Baja de la cuenca Magdalena – Cauca se mantienen niveles en el rango de altos, y alertas particularmente en el bajo Cauca y la región de la Mojana.

En concordancia con la temporada de lluvias se mantendrán aportes significativos a los ríos y dado el exceso de precipitación esperado para el mes de noviembre el Ideam ha recomendado tener especial atención en los ríos de montaña con antecedentes de ocurrencia de crecidas repentinas y avenidas torrenciales, y con énfasis al comportamiento del río Magdalena en la parte media y baja de la cuenca, donde estos aportes de las zonas altas pueden configurar crecientes, periodos prolongados de altos niveles y posibles desbordamientos.

En la parte media de la cuenca el Ideam ha recomendado principal atención a las condiciones del río Magdalena en el sector de Puerto Perico, en el municipio de Puerto Wilches, donde condiciones locales del río pueden aunarse al incremento de niveles, los cuales se esperan por encima de lo normal, sumado esto a que coinciden con el periodo de niveles altos en el año, manteniéndose la alerta por probabilidad de inundaciones en este sector y con potencial área de influencia hasta el Casco Urbano y la Ciénaga de Yarirí.

Además también se mantiene la recomendación para la zona del bajo Cauca entre Nechí y Guaranda y la región de la Mojana. «Se recomienda particular atención en el río Cesar, río la Miel y Nare, río Negro (Cundinamarca), río Pijao y la Vieja, río Chicamocha, el río San Jorge y río Nechí este último por sus aportes al tramo Nechí – Guaranda en el río Cauca», señala el insituto en un comunicado.

Para los ríos de la costa Caribe durante el mes de noviembre, los principales ríos en los departamentos de Bolívar, Cesar y Magdalena, se espera que ocurran de crecientes y aumentos de caudal. En los ríos de la región del Catatumbo,  pueden presentarse crecientes súbitas.

Para la región de la Orinoquía, si bien se espera que los ríos principales presenten una tendencia de reducción en los niveles característicos de la época, los aportes serán por encima de lo normal, por lo que se mantiene la posibilidad en el mes de noviembre de incrementos en afluentes en particular de la zona de piedemonte que han mantenido niveles altos en los ríos, Arauca, Meta, Vichada y Guaviare.

En la región Amazonía se espera una tendencia de descenso en los principales ríos durante noviembre. Sin embargo, no se descartan incrementos súbitos para afluentes de la zona de piedemonte por lo que se mantiene la recomendación sobre el monitoreo de ríos como el Mocoa y sus tributarios, por eventos aislados que puedan generar crecientes.

Para la región Pacífica se esperan comportamientos cercanos a los promedios históricos para la época, condición que incluye posibilidad de ocurrencia de crecientes súbitas e inundaciones, particularmente en el río Atrato durante el mes de noviembre.

Amenazas de derrumbes en el país

Los suelos en zonas inestables o de ladera continúan en proceso de saturación por lo que la amenaza de deslizamientos continua presente y se seguirá intensificando según las lluvias previstas en los próximos meses, lo cual incrementa la amenaza por deslizamientos en zonas inestables, especialmente en sectores de los departamentos de Chocó, Valle del Cauca, Nariño, Cauca, Antioquia, Caldas, Risaralda, Quindío, Tolima, Boyacá, Cundinamarca, Santander, Norte de Santander, Cesar, Magdalena, Putumayo y Piedemonte Llanero y Amazónico.

El Ideam ha sugerido mantener vigilancia en áreas inestables del territorio, especialmente en aquellas áreas donde se puede iniciar o evidenciar cambios en la estabilidad del suelo.

Además ha recomendado al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD) mantener activos los planes de contingencia ante la probabilidad de ocurrencia de deslizamientos de tierra en áreas inestables y vulnerables que han presentado o presentan dinámicas actuales por condiciones de inestabilidad de laderas, al igual que a los sectores de infraestructura vial, transporte, servicios públicos, recreación y demás, tengan en cuenta que se mantiene la amenaza por deslizamientos de tierra en áreas inestables de ladera especialmente en los departamentos anteriormente indicados.

De igual manera el insituto ha sugerido mantener la cobertura vegetal y la humedad en los suelos en zonas secas, para prevenir y mitigar los procesos de degradación de los suelos por erosión y salinización, en aquellas zonas donde se puede presentar déficit hídrico.

De acuerdo con los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes y de la Universidad Estatal de Colorado, la temporada de huracanes en el océano Atlántico, mar Caribe y Golfo de México, ha permanecido por encima de los valores normales. Climatológicamente la probabilidad es de mayor cercanía al país, en los meses de octubre y noviembre.

Publicidad LaPuyaRadio.com
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp