Canadá o Estados Unidos ¿qué país ofrece mayores posibilidades de progreso?

Emigrar a otro país se ha venido convirtiendo en una costumbre cada vez más arraigada en las esperanzas de vida y objetivos a largo plazo de muchos colombianos. Según cifras del Ministerio de Asuntos Exteriores, hay un estimado de 4,7 millones de nacionales viviendo en el exterior.

Siendo Estados Unidos el país donde hay más ‘cafeteros’ buscando el supuesto ‘sueño americano’. De los más de cuatro millones de nacionales fuera de Colombia, cerca del 35 % viven allí.

Ahora bien, Canadá también se ha vuelto un atractivo migratorio para los colombianos que buscan nuevas oportunidades laborales y académicas en el exterior, debido a que se encuentra en el top 5 de países de preferencia. Cerca de 25.357 personas registradas en las misiones consulares del gobierno residen en ese país legalmente.

Lo que refleja que el ideal de progreso y escalamiento social de millones de personas no solo en Colombia, sino en todo el mundo ha cambiado de perspectiva, ya que no ven a Estados Unidos como sinónimo de oportunidades y, por el contrario, lo encuentran un tanto alejado a los ideales que lo hicieron un modelo a seguir hace 30 o 40 años.

Y es que las cifras ayudan a que se confirme esa variante. Según el decimocuarto estudio anual Expat Explorer HSBC, que determina la calidad de vida de personas que viven en el exterior, ni siquiera posiciona en el top 50 a Estados Unidos dentro en los parámetros de optimismo laboral de foráneos.

Caso contrario pasa con Canadá, que se sitúa en la decimotercera casilla del estudio. Lo que lleva a hacerse la pregunta ¿qué país es mejor para vivir siendo extranjero? Le contamos.

¿Canadá o Estados Unidos?

El foco principal de la investigación para el pasado 2021 se centró en los países que han mantenido un cierto efecto de sostenibilidad debido a la pandemia y cuáles naciones han dado mayores posibilidades de crecimiento económico a extranjeros que residen en sus territorios.

El experimento recogió los testimonios de más de 25 mil personas que dieron sus declaraciones frente a la calidad de vida que llevaron durante la emergencia sanitaria y los meses de apertura económica.

«A pesar de los tiempos increíblemente difíciles, me alienta ver chispas de optimismo entre los expatriados globales. Nuestro estudio confirma que los expatriados continúan prosperando en sus países anfitriones y muchos esperan permanecer allí por más tiempo», dijo Cameron Senior director de HSBC Expat a el portal ‘International Investment’.

En ese orden de ideas, los tres primeros países en el top son Suiza, Australia y Nueva Zelanda. Estados Unidos no aparece entre los primeros 50 países y Canadá se posiciona muy cerca de las diez primeras casillas con el decimotercer puesto.

Pero ¿a qué se debe esto?

Calidad de vida

En un primer vistazo parece que Canadá es hoy mejor país para albergar extranjeros que Estados Unidos. Algunas cifras corroboran esa tendencia.

Se ha estado mencionando que la violencia y distribución de la riqueza son factores que han hecho que la percepción de estabilidad para algunos trabajadores extranjeros en Estados Unidos haya bajado.

Esta es una afirmación que puede resultar ambigua si se considera que en ese país la población ronda los 332 millones de habitantes en comparación con sus vecinos del norte que apenas rozan los 40 con una economía diez veces inferior, informó la ‘BBC’.

De cualquier modo, en el ingreso per cápita esa cifra se reduce si tomamos como referencia los ingresos per cápita de cada uno. Canadá cuenta con un índice de ingreso de 43.258 dólares y Estados Unidos con 63.413 dólares, según las últimas cifras del Banco Mundial.

Una variante que refleja una calidad de vida similar entre ambas naciones, pero que se diferencia en la forma como se distribuyen los recursos. En ese sentido Los estadounidenses invierten más de tres puntos del PIB en fines militares, frente a sólo un punto de inversión para los canadienses, según mencionó la ‘BBC’.

Lo propio se ve en la inversión a la salud pues Canadá solo necesita del 10% de su PIB para garantizar el ingreso básico gratuito para toda su población, algo que no se ve en sus vecinos del sur que invierten el 16 % de su ingresos en un modelo de salubridad privatizado.

Así mismo, los índices de homicidio e inseguridad muestran una diferencia abismal entre ambos países, siendo Estados Unidos el que se lleva la peor parte con una tasa de asesinatos de 7,6 % por cada 100 mil habitantes, respecto al 2,4 % de Canadá.

Facilidad de ingreso al país

Ambas son naciones multiculturales que han sabido adaptarse al gran flujo de emigrantes en sus territorios, pero sin duda alguna la discusión se desvía a los Estados Unidos si se tiene en cuenta los tratos a esta población y las políticas de ingreso al país que hubo durante la administración Trump y la que se está dando con el mandato de Joe Biden.

En 2020, el 40 % de la población estadounidense estaba conformada por grupos étnicos diferentes al rezago colonial inglés o de blancos de ascendencia europea. Una cifra que debería reflejar una sociedad comprometida con la diversidad racial, pero que dista mucho de la tolerancia, según informó la ‘BBC’.

Por su parte Canadá parece estar más comprometida con la mano de obra extranjera, según le mencionó al medio citado Bolou Ebanda de B’Beri, experto de la Universidad de Ottawa, en Canadá.

«Canadá fue el primer país que incluyó el concepto de multiculturalismo en su constitución, en 1982 (…) no hay modelo perfecto en ningún país, pero el modelo canadiense parte de la idea que los fundadores del país ya tenían sus propias tensiones culturales”, dijo Ebanda a la ‘BBC’.

Para el experto el hecho de disputar los territorios canadienses durante la época de la colonia forjó una flexibilidad para conocer culturas diferentes. Este choque entre francófonos e ingleses logró, según palabras de Ebanda, un intercambio cultural que hoy persiste.

Por otro lado, la poca población canadiense para un territorio tan extenso hace que el país se vea en la obligación de contratar mano de obra extranjera para suplir las necesidades de sus ciudadanos.

«Canadá no puede sobrevivir sin nueva inmigración. Canadá tiene por eso que integrar a más minorías culturales», agregó al medio citado.

De tal modo que este país se perfila para  liderar la futura carrera migratoria en los próximos años.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp