Estas son las claves para evitar estafas al comprar paquetes turísticos

La temporada de vacaciones de fin de año suele significar un aumento en la cantidad de viajeros que se movilizan en el país y el mundo. Pero también, en muchos casos, es la oportunidad para que estafadores se aprovechen de las personas para vender servicios turísticos ficticios.

Recientemente, un grupo de 70 turistas, entre amigos y familiares, que llegaron a vacacionar a Santa Marta, denunció haber sido estafado por 30 millones de pesos, que pagaron con anticipación por las reservas de apartamentos.

En este documento le traemos cinco recomendaciones para tener en cuenta a la hora de comprar sus paquetes turísticos y cuando ya esté disfrutando en su destino vacacional para evitar inconvenientes por posibles estafas.

1. Compre legal

Siempre acuda a prestadores de servicios, hoteles y agencias de viajes legalmente constituidos. La primera manera de reconocerlos es preguntando si tienen Registro Nacional de Turismo, uno de los requisitos que todos los prestadores de servicios turísticos deben cumplir.

En esta página web (www.rues.org.co/rnt) puede comprobar si la empresa con la que está contratando es legal.

Además de saber si tiene el RNT actualizado, la recomendación es que pida referencias de otros viajeros. Para esto, páginas como TripAdvisor resultan útiles.

2. No hay planes ‘gratis’, y cuando soy muy baratos, desconfíe

Mucho ojo con los servicios turísticos que son muy baratos. Las estafas más sonadas vienen por cuenta de particulares que aparentemente dejan precios más bajos en planes turísticos, pero al final incumplen.

Un caso muy sonado ocurrió a inicios de 2019, en Valle del Cauca, Cauca y Huila. Una agencia legalmente constituida ofrecía planes turísticos a bajos precios y con facilidades de pago, pero nunca les cumplía a los viajeros.

Esa agencia (a cuyos miembros la Fiscalía les imputó cargos por estafa) contaba con asesores y estrategias de ventas para el ofrecimiento de paquetes turísticos a San Andrés Islas, con valores entre 499.999 pesos y 699.999 pesos, incluyendo tiquetes aéreos, hospedaje y alimentación y se podía pagar en cuotas mensuales de 100.000 pesos por persona, lo que resultaba atractivo para los clientes.

Así que la recomendación es siempre revisar precios en varias agencias de viajes y aplicar sentido común: si es mucho más barato, puede haber gato encerrado.

3. Revise el contrato del paquete turístico que está adquiriendo

Cuando vaya a adquirir un paquete turístico tiene que estar seguro de qué está comprando, saber qué incluye y qué no incluye el plan. Para esto, asegúrese de leer todo el contrato, incluyendo la letra pequeña y lo que esté a pie de página.

Esto es importante porque así usted sabrá claramente qué está comprando: a cuántas comidas tiene derecho, si incluye tiquetes y si también incluye los impuestos (o si usted debe asumir ese cargo adicional), qué tipo de hotel está pagando y por cuántas noches, cuáles actividades turísticas incluye (o si no incluye ninguna).

4. Reserve sus transportes y prefiera los legales

Suele ocurrir que, si desconoce el destino, un turista puede terminar pagando hasta tres veces el costo original de un servicio. Por eso, en lo posible contrate con anticipación los transportes entre aeropuerto y hotel.

Si no lo hace, revise las tarifas oficiales desde antes o solicite esa información en los aeropuertos. También pregunte antes de tomar el servicio cuánto van a cobrarle, para que no se exponga a las sorpresas.

Cuando esté en el destino, la recomendación es pedir el servicio a través de aplicaciones legales, por teléfono o, incluso, pedir ayuda a la recepción del hotel. Así se asegura de contratar un buen servicio.

5. Pregunte antes cuánto le cobran por un servicio

Uno de los casos más sonados de estafa ocurrió en las playas colombianas en 2018. Unas turistas chilenas recibieron «la prueba» de un masaje y, al final, les cobraron 450.000 pesos. También, un restaurante en Cholón se hizo famoso en redes sociales porque en su carta cobraba 40.000 pesos por una limonada de coco.

Para evitar estos inconvenientes, pregunte cuánto cuesta un servicio turístico antes de aceptarlo. Es la manera más práctica y efectiva de tener control sobre los precios. Si no está de acuerdo con el precio, no lo acepte.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp