Muere mamá que salvó a su hijo de 4 años del ataque de un pitbull

Después de ocho días de consternación, la lamentable noticia se confirmó.

Heather Pingel, de 35 años, murió tras permanecer hospitalizada con serias lesiones luego de ser atacada por el perro de la casa.

La mujer, del condado de Shawano, en Wisconsin, EE. UU., había sufrido hace dos semanas la arremetida del pitbull que tenía como mascota después de evitar que el animal dejara sin vida a Damion, su hijo de 4 años.

Al parecer, según reportó Shane, su hermana, el menor tuvo una caída en las escaleras del hogar y su llanto sin consuelo habría ocasionado la reacción agresiva del canino.

Pingel, alertada por el alboroto, habría bajado a auxiliar al pequeño y se enfrentó al animal que la superaba en 15 kilogramos.

En el choque de fuerzas, la mujer habría intentado arrebatar a su hijo de la boca del perro y llevarlo al baño para salvaguardarlo.

Sin embargo, fue en ese lugar de la casa donde su cuerpo fue encontrado tendido con heridas de gravedad por su hermana.

Un ataque mortal

Cuando la policía llegó al lugar, la mujer seguía jadeando en el baño, el menor estaba sentado en un sofá con su pierna bastante afectada y el perro estaba muerto.

De acuerdo con la información preliminar, Shane le habría disparado al animal para evitar que también la atacara a ella.

El niño recibió asistencia médica y permanece a salvo en su hogar.

El perro, establecieron las autoridades, ya había dado preocupantes muestras de agresividad en el hogar.

Aun así, sus responsables nunca desistieron de preservar su cuidado.

«Mi hermana tiene el corazón más grande para los animales y simplemente no podía deshacerse de él … su corazón era demasiado grande y pensaron que podrían arreglarlo», le dijo la hermana de la fallecida al diario local ‘Wausau Daily Herald’.

La familia organizó un ‘crowdfunding’ para poder pagar las cuentas médicas, los gastos funerales y ayudar a los dos hijos que dejó Heather Pingel.

Al momento de la noticia, ya se habían recaudado 35 mil dólares (más de 140 millones de pesos colombianos).

Cuidado con las mascotas y los niños en la casa

Aunque tradicionalmente se ha señalado a la raza pitbull por su tendencia a la agresividad, la diferencia con perros de otra raza no sería muy significativa.

«Cualquier perro puede ser agresivo o no agresivo, peligroso o no peligroso, dependiendo de su entrenamiento y el medio ambiente en el que se desenvuelve», estableció la Asociación Americana de Médicos Veterinarios en un informe reciente.

Aun así, algunos expertos han referido que los impulsos de los pitbull sí podrían ser más fuertes.

En ese sentido, la recomendación general es que los animales de este linaje mantengan su bozal en el hogar si llegan a existir menores de edad que puedan resultar afectados.

La prevención es vital.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp