Continuando con las acciones emprendidas por el Gobierno “Huila Crece” para mejorar la producción de cacao en el departamento mediante labores de poda para control de plagas y enfermedades, fue entregado un kit de herramientas a la Asociación de Productores de Cacao Ecológico de la Cuenca del Río Las Ceibas –ASPROCAECO.

Este kit está compuesto por una motosierra de espada a gasolina, una podadora de altura motorizada, una sierra de mano eléctrica, una podadora de mano, y una podadora de cuerda.

A la fecha se han entregado de estos kits de poda a asociaciones de Palermo, Tello, Rivera, Campoalegre, Villavieja, Baraya, y se continuará con el proceso hasta completar los 27 municipios beneficiarios de este proyecto, con el que se esperan impactar 2.000 hectáreas de cacao.

Frente a esta entrega de herramientas para poda de cultivos de cacao, el secretario de Agricultura del Huila, Dilberto Trujillo Dussán, resaltó que esta es una solución estructural para el control de plagas y enfermedades como la Moniliasis, Escoba de Bruja y Carmenta, con el que se espera aumentar los niveles de producción de almendra de cacao.

“Nuestro gobernador en alguna ocasión dijo, para problemas estructurales soluciones estructurales. No podemos seguir dando paños de agua tibia para los problemas tan grandes en el sector agropecuario, es así que decidimos invertir $2.000 millones para 1.000 productores del departamento, (…) con esto seguramente vamos a poder aumentar hasta en un 50% la producción de cacao”

“Recordemos que los cultivos de cacao en el departamento del Huila sufren de monilia, y con estos equipos vamos a podar tanto los árboles de sombrío como las plantas de cacao, y esto nos va a permitir aumentar la productividad de los cultivos”. Agregó el funcionario.

A su turno el secretario técnico de la cadena de Cacao del Huila, Orlando Escobar Martínez sostuvo que estas herramientas permitirán agilizar las tareas de podas, que son muy importantes en las plantaciones de cacao, principalmente porque ayudan a mejorar los procesos de ventilación e ingreso de luz solar, que inciden en el control de plagas.

“Eso es lo que queremos con este proyecto, que quede concientizada la población, así como en el café apenas pasa la cosecha se fertiliza, queremos que los cacaocultores apenas pase la cosecha les den buen manejo a las plantaciones, poden, sigan haciendo control de la monilia. Estamos inculcando en ellos la cultura que marquemos 4 árboles por hectárea y hagamos conteo semanal de mazorcas buenas, mazorcas afectadas para lograr conocer el porcentaje de afectación y emprender el control necesario”.

Por su parte Oliver Gutiérrez Bonilla, representante de ASPROCAECO asociación a la que pertenecen 25 familias productoras de Rio Ceibas, y que ha logrado varios reconocimientos por sus prácticas amigables con el medio ambiente, resaltó el impacto positivo que traerán los equipos en el manejo de los cultivos, necesario para el control de plagas con las que vienen lidiando desde hace varios años.